Archivo para 31 mayo 2012

Bananas – Woody Allen (1971)

Siguiendo el hilo de su anterior pelicula Take the Money and Run (Woody Allen, 1969), Allen logra una divertida pelicula con tintes politicos. Su finalidad es sacarnos una carcajada no solo de las dictaduras que en ese momento estaban imponiendose en el mundo, sino tambien a la posicion de Estados Unidos respecto a estas  o al mismo periodismo politico (recordad esa maravillosa escena inicial). Se entremezclan algunos altibajos con excelentes gags pero que en algunos momentos se vuelven insostenibles y el montaje que habia logrado minimizar estos bajones en su anterior pelicula ya no es tan efectivo. Ademas se empieza a vislumbrar en menor medida uno de los factores que marcara la posterior obra de Woody Allen y es la del estereotipo de pesimista, del hombre poco ingenioso y perdedor social encarnado magnificamente en la figura de Allen.

Anuncios

Take the Money and Run – Woody Allen (1969)

Allen cimenta un estilo que marcara la primera parte de su trayectoria como director. En esta su primera pelicula dirigida e interpretada por el mismo (una constante que se mantendra en sus peliculas posteriores) recurrira a los gags y a un estilo de humor que formara las bases del resto de su carrera como director. Manteniendo un tono de documental, donde las entrevistas y una voz en off se intercalan con la historia donde el personaje de Allen reluce mimetizandose con la pelicula la cual se adapta a el, y no como usualmente ocurre donde el actor debe adaptarse a la pelicula. El personaje de Virgil se acentua con su fisico y caracter, donde los pequeños detalles entran en juego como las gafas de Virgil que son destruidas cada vez que alguien lo “pisotea”. La situaciones absurdas constituyen la pelicula y son hilvanadas a la vez con un excelente montaje. Logrando asi unos gags muy al estilo del humor de Allen en su primera etapa de director, como el intento de robo por medio de una nota, la cual el cajero no entiende o el intento de fuga de todo los ladrones encadenados.

What’s Up, Tiger Lily? – Woody Allen & Senkichi Taniguchi (1966)

Una rareza en la filmografia de Woody Allen, no solo desde su creacion artistica sino de  desde su plantamiento como una historia. La pelicula nace de un nuevo montaje, unas nuevas voces, nuevos dialogos, una nueva banda sonora y esceñas añadidas de la pelicula de espionaje japones Kagi no kagi (Senkichi Taniguchi, 1965). Este collage orquestado por el mismo Allen y Taniguchi crea una nueva historia, absurda de por si donde el agente Moskowitz debe recuperar “la mejor receta de ensalada de huevo” y evitar que caiga en manos malvadas. Todo ello del ejercicio de quitarle las voces a una pelicula y volverla a montar contando una historia totalmente diferente. El nuevo montaje mantiene un ritmo de thriller pero no se puede obviar la peculiaridad de la historia y la de los dialogos. Ademas agregar el gran trabajo en la creacion de los creditos.

Play It Again, Sam – Herbert Ross (1972)

“No hay nada que no se arregle
con un bourbon.”

Woody Allen ama el cine eso es palpable en cada lugar de su filmografia. Aunque la direccion de Sueños de Seductor este acreditada a Herbert Ross, es como ver otro film de Allen donde todo se siente tan cercano a su estilo que la direccion de Ross pasa desapercibida. Se nos introduce en la vida de Allan Felix un critico de cine el cual nervioso, pesimista, imprudente en cuanto a relaciones se refiere, interpretado por Woody Allen. El mismo que la escribiria unos años antes y la interpretaria en el teatro junto a los mismos actores que los acompañan en la pelicula Diane Keaton, Tony Roberts, Jerry Lacy. Esa actitud pesisimista encarnada magnificamente se mezcla con la oda a Humphrey Bogart y en especial a Casablanca , los cuales llevan a momentos comicos pero tambien a verdaderos momentos de amor al cine donde Bogart aconseja . La estructura  de la historia se plantea en un principio como una pelicula hollywodense tipica (1 pareja y 1 hombre del cual el hombre se enamora de alguien de la pareja), pero se va transformando en un producto totalmente woodylliano que nos lleva a una reflexion sobre el amor (si ese tema que tanto usara Woody Allen en el resto de sus peliculas posteriores) pero sin olvidar que la vida es una comedia.

Simon Werner a disparu.. – Fabrice Gobert (2010)

Su planteamiento es meticuloso intercalando los personajes principales hasta descubrir el asesino de Simon en medio de un sombrio ambiente logrado gracias a la buena fotografia de Agnes Godard. Este en ningun momento resulta muy novedoso, su esencia la cual recae en su planteamiento parece ya vista en alguno otro film. Poco a poco los detalles y las dudas acerca del asesinato se despejan, pero sus virtudes de thriller se desvanecen por momentos gracias a actores pocos creibles o ha situaciones que si bien pudieron ser evitadas en un montaje final. Es corta y se olvida rapido (Expecto por las bellas Ana Girardot y  Audrey Bastien).

No habrá paz para los malvados – Enrique Urbizu (2011)

“A tomar por el culo el mundo…” – Santos Trinidad

La habil mano de Urbizu logra generar un oscuro thriller policial, sin duda el aire de western no le falta y este se encarna en su principal personaje de mano de José Coronado. Y es que alrededor de esa actuacion de antiheroe barbado y de pelo largo gira toda la pelicula hasta el punto que se mimetiza totalmente el actor con su personaje (Santos Trinidad). Los planos demoledores y la iluminacion oscura  se mezclan con esa trama que no deja olvidar la historia actual española. El terrorismo pilotea toda la pelicula pero no es el actor principal. La enmarañada trama es llevada con el constante ritmo de Urbizu que te trata de mantener atento a todo lo que pasa a tu alrededor pero que sueles pasar por alto gracias a la maginifca actuacion de Coronado.

The Hangover II – Todd Phillips (2011)

La formula es la misma que en su primera parte The Hangover – Todd Phillips (2009) , los personajes los mismos y la locacion ha cambiado de Las Vegas a Bangkok.  Guarda su misma esencia pero no es tan efectiva para alguien que ya alla visto su primera parte. El desarollo y el final se saben desde que despiertan en ese caluroso cuarto donde esa noche de alcohol, sexo y drogas han hecho estragos. Galifianakis se vuelve a llevar la atencion con este personaje maravilloso que es Alan y que no pierde vigencia en esta nueva entrega.


Categorías

Archivos

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3 seguidores